Gabriela & Daniel

Tráiler Boda 

Novios: Gabriela y Daniel.

Ceremonia: Iglesia de San Ginés.

Celebración: Casa Mayor Guerra.

Recordamos que esta boda llegó hace más de un año y algunos meses, nos sorprendió la antelación, pero se notaba una cosa, y es que lo tenían claro. Ella, organizada y soñadora, él, paciente y optimista. De primeras, pasó el tiempo y ya cuando faltaban dos meses nos pusimos en contacto con ellos de nuevo. ¡Se acercaba el momento! 

Veíamos como en sus redes sociales hacían una cuenta atrás del momento que más esperaban desde hacía mucho tiempo. Y con cada foto que subían, más nos enamoraban. 

Tienen una nena en sus vidas, y claro, no podía faltar su protagonismo en tal día. Para ella contaron con un precioso vestidito. 

Y poco a poco, el día llegó.

Él se vistió en casa de sus padres, ella en el Gran Hotel. Todo estaba súper calculado, no faltó detalle en ningún sitio. Las damas ya estaban listas cuando llegamos con la novia y todo fue rodado. 

Desde nuestra visión percibimos que Gabriela estaba emocionada pero tranquila. A medida que se acercaba la hora, se le escapaba alguna lagrimilla. 

Y llegamos a la Iglesia. La entrada de él fue muy sentida y la de ella fue la guinda del momento. Cantando dos pedazo de voces en directo hizo su entrada la novia. Y nuestras cámaras captaron el momento en el que llegaba al altar y el novio le daba un beso muy cariñoso en su frente. 

Después de la ceremonia nos fuimos a una sesión de novios express, ya que el Sol empezaba a ponerse y se iban acortando los minutos de luz. Nos fuimos junto al fotógrafo, Alejandro Díaz, a Tegoyo. Allí realizamos una sesión de lo más rural y boho. Los novios, que ya eran marido y mujer, la disfrutaron muchísimo. Si tenemos que quedarnos con un detalle de la sesión, fue el momento en el que compartieron una cerveza en el interior del coche, naturales y divertidos.

Después de la sesión de novios fuimos a San Bartolomé, a la Casa Mayor Guerra. Allí celebraron, cenaron, lloraron, rieron, bailaron y sintieron el calor de los suyos.

Desde luego fue un 5 de octubre para recordar. 

Gracias por contar con nosotros.

Nos vemos por el sendero de la vida pareja. 

Enhorabuena.